lunes, 24 de septiembre de 2012

Crema de lechuga

entre col y col, beluga

La llegada del otoño nos ha traído (qué raro) un viento fresquito repentino que hace que vuelvan a nuestras mesas las sopas y cremas calentitas. Y he aquí una de las más sencillas recetas, con pocos y humildes ingredientes para entonar el cuerpo y no destrozar el bolsillo. Nos sirve para aprovechar las hojas exteriores, más feas, de las lechugas romana, batavia, trocadero... Low cost a tope. 
Está basada en una receta de Karlos Arguiñano, héroe de la cocina sencilla, con algunos cambios.

lunes, 17 de septiembre de 2012

Pollo a la cerveza

entre col y col, beluga

A veces, aprovechar lo que tenemos en la nevera da lugar a interesantísimas recetas que podemos perpetuar. Me quedaba como un vaso de cerveza en una botella de litro, tenía 2 cuartos traseros de pollo y algunas verduras, así que, basándome en la receta del "pollo a la cerveza negra" de Karlos Arguiñano, y cambiando casi todos los ingredientes, obtuve lo que véis arriba, que estaba lo suficientemente bueno como para repetirlo. La quinoa es una excelente guarnición para este plato y, al parecer, no eleva el índice glucémico, por lo que fue elegida frente al arroz blanco para hacer la combinación más ligera. Pero, claro está, guarniciones buenas hay muchas y para gustos, los colores. 

jueves, 13 de septiembre de 2012

Brécol al vapor con salsa César y alcaparras

entre col y col, beluga

Una receta ligera, sana y desintoxicante para contrarrestar los excesos del verano. Si hacéis ensalada César y os sobra algo de salsa, como fue mi caso, aquí tenéis una idea para darle uso y no tirarla (o hartarnos de ensalada). Si no, podemos preparar la salsa César en un par de minutos, mientras se cocina el brécol. Para una versión vegetariana, podemos prescindir de las anchoas y triturar las alcaparras con la salsa. 

domingo, 9 de septiembre de 2012

California Rolls con queso brie

entre col y col, beluga

Los California Rolls son una buena opción para aficionarse al sushi sin pescado crudo. Es una clase de maki-sushi invertido, con el arroz por fuera y el alga nori en el interior, rodeando al relleno, que suele consistir en aguacate y palitos de cangrejo, también pueden llevar pepino o relleno libre, como en este caso, que he innovado con un poco de queso brie. Los rollitos van rebozados en semillas de sésamo o en huevas de pez volador (tobiko) y, aunque parezca difícil, hacerlos es muy sencillo: sólo hay que darle la vuelta al alga nori con el arroz y seguir los pasos que os muestro a continuación.

viernes, 7 de septiembre de 2012

Salteado de lentejas con setas

entre col y col, beluga

Ésta es una de las recetas de legumbres que más me gustan. Se la vi preparar a Karlos Arguiñano en su programa cuando todavía tenía pelo y, después de prepararla un par de veces, la adopté como "fondo de armario" culinario. Normalmente la preparo cociendo las lentejas, porque se tarda muy poco en olla rápida y todavía no he dado con unas lentejas cocidas que me convenzan.
En la receta original las setas son variadas, pero yo las preparo con setas de cardo frescas (a veces con el surtido de setas congeladas Hacendado). El tomillo y el romero los suelo usar secos y cambio la cebolla por cebolleta (si la tengo), que es más dulce y me gusta más. 
Buen provecho.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Pan de Lola con semillas de amapola

entre col y col, beluga

Por si he olvidado decirlo, estoy encantada con mi panificadora. Y no es que coma yo mucho pan, pero me gusta recién hecho y, a poder ser, sin conservantes ni montones de aditivos. Además, no hace falta encender el horno (lo que es de agradecer cuando hace calor) y se utiliza también mucha menos energía, pues sólo se calienta el recipiente donde está la masa. Si no tenéis panificadora también os sirve la receta, aunque tendréis que amasarlo a mano y cocerlo en el horno (como se explica en la receta del pan de molde integral con sésamo y alga nori). Tened en cuenta que el pan blanco necesita menos tiempo de amasado que el pan integral y menos tiempo de levado (tiene que doblar el tamaño inicial). 
La receta es de mi compañera Lola, que tiene mucha más experiencia que yo con la panificadora, y la he tuneado añadiendo semillas de amapola, que además de darle alegría, forma un bonito pareado. Es un pan de corteza crujiente y miga densa, muy rico, con la única pega de que queda algo blanco por arriba. Lo puse en "bake" unos 10 minutos más y tapé la ventana de la tapa con un paño, pero se doró más alrededor que por arriba.