miércoles, 27 de marzo de 2013

Migas manchegas

entre col y col, beluga

Este plato invernal y receta genial de aprovechamiento es una de las especialidades de mis padres. El pan del día anterior, o incluso de varios días antes, conservado en la nevera para mantener la humedad, nos proporciona un plato contundente y estupendo para los días de frío. En una ocasión, mis padres prepararon migas para agasajar a nuestras invitadas, unas amigas mías rusas. Todavía recuerdo la expresión de sus rostros al ver sus platos llenos de pan. Aunque no dijeron nada y se las tomaron educadamente, creo que aún siguen desconcertadas por tan extraño plato.
Además de chorizo, pimientos, sardinas y panceta, las migas se toman también con uvas y, como suele recordarnos mi padre, las últimas que quedan en el plato en su pueblo se regaban con leche y se les llamaba "migas canas".