viernes, 19 de abril de 2013

Salmón con salsa de limón

entre col y col, beluga

Esta receta proviene de Karlos Arguiñano en sus primeros tiempos, o puede que en los segundos, y su sencillez y genialidad la hicieron pasar pronto a formar parte del recetario familiar. El contraste de la acidez de la salsa hace que se atenúe el intenso sabor del salmón, aportándole ligereza y un contrapunto perfecto. Además, si hacemos salsa de más, podemos congelarla sin problema para echar mano de ella más adelante. 
La sal Maldon no figura en la receta original, seguramente no se vendía en España en aquella época.

miércoles, 17 de abril de 2013

Albóndigas en salsa verde

entre col y col, beluga

Sigo con las peticiones del oyente. Esta vez la petición viene de mi hermano David, que probó anoche estas albóndigas y no creo que pasen muchos días hasta que las prepare él mismo. Se trata de la receta familiar y, aunque a veces las preparo mezclando con la carne jamón picadito, esta vez me ceñí a la  receta original. 
Llego tarde al día de la albóndiga, que se celebró el pasado día 8, pero como suele decirse, más vale tarde que nunca. 

lunes, 8 de abril de 2013

Magdalenas de yogur

Éstas son las primeras magdalenas que hice con un resultado más que aceptable. Por fin subieron, adoptaron forma de magdalena volcánica y, aunque cometí un fallo al colocarlas para enfriarse debajo de la campana extractora, lo que hizo que se bajaran un poco a causa de la corriente, se mantuvieron esponjosas y con sabor a auténtica magdalena. Y todo se lo debo a El Comidista y su receta de magdalenas de yogur de muesli, basada a su vez en una de Xavier Barriga y con las claves (que yo desconocía) para obtener magdalenas en lugar de pedruscos para remojar en leche. 
Al turrón.

lunes, 1 de abril de 2013

Caviar de berenjenas

entre col y col, beluga

A petición de Gema, que todavía no se ha hecho con el tahini, publico esta receta propia, mezcla de las versiones rusa (baklazhannaya ikrá) y griego-turca (babaganoush) y modernizando las anteriores con el uso del microondas para asar la berenjena. 
Se trata de un aperitivo que no puede faltar en ningún evento celebrado en mi casa, pues todos me preguntarían por qué no lo he hecho y yo no sabría qué contestar. Es una crema para untar fácil, rápida, sana y riquísima. 
Tiene que quedar con una cierta textura, como en la foto, pero como se tritura con la batidora (de brazo), podéis dejarla más fina si lo preferís. 
Se sirve acompañada de biscotes, crackers, crudités (zanahoria, apio, espárragos), nachos, patatas fritas, y todo lo que se os ocurra que pueda estar bien untado con esta crema.