viernes, 7 de febrero de 2014

Bundt cake de calabaza, manzana y nueces

entre col y col, beluga

Estos días grises y lluviosos no ayudan mucho a la hora de tomar fotos. Yo soy más de luz natural pero, por otra parte, tengo que reconocer que este tiempo de perros anima a usar el horno y preparar deliciosos bizcochos para el desayuno o la merienda. Repostería casera, sana y natural. Os sorprenderá el toque de las especias y la humedad que aporta la calabaza a este bizcocho jugoso y esponjoso.
La receta original es de el rincón de Bea, pero a mí me pasa como a ella, que es difícil calcular cuánta calabaza hace falta para obtener cierta cantidad de puré y como me quedé un poco corta, utilicé el mismo truco que le había leído a Bea en otra receta: completar la cantidad con puré de manzana. Algunas cantidades (sobre todo la de azúcar) están modificadas y yo he usado harina integral y azúcar de caña integral con melaza (más aromático), pero para gustos los colores. 
El molde lo vi en velocidad cuchara y me pareció que me llamaba desde algún estante estadounidense, así que tuve que traérmelo debajo del brazo y encantada (con lo que pesa) por haber dado con él. Aquí se puede encontrar también, pero casi dobla su precio. Se llama Heritage y es de Nordic Ware