lunes, 10 de noviembre de 2014

Pollo al limón con setas #crockpot

entre col y col, beluga

Esta es una de las recetas que más repito en la crockpot. Además, como se cuece en su propio jugo, no hace falta añadirle agua ni grasas, con lo que el plato resulta más ligero. Se puede hacer también sin crockpot, en baterías especiales para cocinar sin agua y sin grasas, o bien en las convencionales, añadiendo agua a medida que se vaya evaporando y algo de aceite para dorar el pollo. Los tiempos serán muy distintos, pero el resultado en la crockpot es un pollo tierno y jugoso que se deshace en la boca. Como se aprecia en la fotografía, obtenemos bastante salsa, no muy espesa, que podemos reducir en una sartén o espesar añadiendo almidón o maizena. A mí me gusta tal como sale, así que no manipulo más y congelo para tener raciones listas para servir.

Música recomendada: Bicycle Race (Queen, Jazz, 1978)

Ingredientes:
(3-4 raciones)


8 jamoncitos de pollo
150 g de setas de cardo
2 dientes de ajo grandecitos
perejil
zumo de 1 limón pequeño
2 cucharaditas de aceite (para saltear las setas)



entre col y col, beluga

Preparación:

En crockpot/olla sin agua y sin grasas

Limpiamos y troceamos las setas. Con muy poco aceite, las salteamos en una sartén hasta que estén blanditas. Reservamos. 
Podemos dorar los jamoncitos de pollo en la misma sartén, yo no lo hago por falta de tiempo.
Lavamos el perejil y lo majamos en un mortero junto con los dientes de ajo pelados y un poco de sal, añadimos el zumo de limón y mezclamos.
Pincelamos el interior de la crockpot con aceite de oliva, muy poco, para evitar que se pegue y disponemos los jamoncitos de pollo salpimentados en el fondo. Añadimos las setas.
Regamos con la mezcla del mortero los jamoncitos de pollo y programamos 4 horas y media en Low (el tiempo puede variar en función de la crockpot y la cantidad de pollo que cocinemos).
Servir con guarnición al gusto.

Convencional

Limpiamos y troceamos las setas. En una cazuela con un fondo de aceite, las salteamos y añadimos el pollo salpìmentado. Doramos bien. 
En un mortero majamos los dientes de ajo con el perejil previamente lavado y picado y añadimos el zumo de limón.
Regamos con esta mezcla el pollo y añadimos medio vaso de agua. 
Llevamos a ebullición y vamos vigilando y añadiendo agua a medida que se vaya evaporando.
Estará listo en unos 20-30 minutos a fuego medio. Rectificamos de sal y servimos caliente, con guarnición al gusto.

No hay comentarios :

Publicar un comentario