domingo, 6 de diciembre de 2015

Potaje "oriente y occidente" #fusión


entre col y col, beluga


A veces hacemos experimentos que es mejor no repetir. Y otras, la necesidad, en mi caso el tener que vaciar un bote de legumbres para guardar otras recién traídas del pueblo, hace que probemos a mezclar lo que tenemos a mano (o lo que nos queda en la nevera) y disfrutemos de un plato estupendo. Este es un potaje estupendo. No se me ocurre una definición más apropiada. Bueno, también es muy completo. Lleva legumbres asturianas (fabes de mandilín), arroz basmati, choi sam (una verdura china similar a la espinaca) y morcilla de Almadenejos (Ciudad Real) para darle un toque a estofado inconfundible. Como son pocos los que podrán conseguir estas ricas morcillas de arroz, podéis usar chorizo gallego o asturiano, o lo que más os guste para darle un toque de sabor grasa. Si prescindís de la morcilla y el hueso de jamón, tendréis un rico plato vegano. Yo es que tengo morcillas para un año y hay que darles salida.


martes, 27 de octubre de 2015

Congrio al pimentón

entre col y col, beluga

Uno de mis platos estrella cuando tengo invitados es el congrio al pimentón. Receta de Arguiñano en sus primeros tiempos, la adoptamos en casa ante su éxito rotundo y su sencillez. 
Con ingredientes de lo más habitual, lo que tenemos que procurar es que el congrio sea lo más fresco posible y tendremos el éxito asegurado.
Le dedico esta receta a mi amiga Alizia, que tuvo hace poco una pequeña confusión rape/congrio, por si le vuelve a ocurrir. Un abrazo fuerte desde la red para una gran luchadora.


lunes, 20 de julio de 2015

Escalivada #crockpot

entre col y col, beluga

Una de las mejores ensaladas mediterráneas, en mi modesta opinión, es la escalivada. Aunque su preparación tradicional es asada al horno, también podemos hacerla en la olla de cocción lenta, con menos calor en nuestra cocina y un gasto energético mínimo. Por no hablar de la comodidad de dejarla funcionando mientras seguimos con nuestras tareas o nos vamos de compras.
A mí no se me habría ocurrido asar las verduras en la Crock Pot, de no ser por mi amiga Susana. Ella ya la había hecho alguna vez y estando en Texas, en casa de su prima, nos la preparó. 
Al no estar asadas en el horno, las verduras no tienen ese toque ligeramente amargo de lo tostado. Su sabor es más suave y la textura más jugosa y dulce. Y te ahorras el calor que da el horno, que este verano no hay quien lo encienda.  


lunes, 6 de julio de 2015

Bok choy con salsa de ostras

entre col y col, beluga

¿Te aburre cocinar siempre las mismas verduras? ¿ Te encantan las que pides en el restaurante chino aunque no sabes cómo se llaman? El bok choy (brassica rapa chinensis) es una col pequeña, de sabor similar a la acelga, pero más suave. Contiene altas cantidades de vitamina A y C y glucosinatos, que en pequeñas cantidades previenen el cáncer. 
Presente en los comercios de productos orientales, cada vez es más fácil encontrarla en otras tiendas, como en Aldi, de vez en cuando. 
Prepararlas es bastante sencillo: se lavan bien las hojas y se sumerjen en agua hirviendo de 2 a 3 minutos (o un minuto si las queremos muy crujientes) y ya están listas para saltear en un wok o sartén. Si queremos que queden de un color verde brillante, preparamos un recipiente con agua muy fría y cubitos de hielo y las pasamos aquí al sacarlas del agua hirviendo, sumergiéndolas unos segundos y pasando al escurridor. 


lunes, 1 de junio de 2015

Pavo delicioso #crockpot

entre col y col, beluga

Hace unas semanas, mi sobrina Norah, que tiene 3 años, bautizó al pavo braseado como "pavo delicioso", nombre con el que estoy de acuerdo, y que le va como anillo al dedo a esta receta. El pavo conserva todo su sabor, como si estuviera asado y no estofado, y la salsa se puede triturar, obteniendo una consistencia cremosa sin necesidad de harinas ni féculas. Sólo los jugos de la carne y las verduras. Como tampoco lleva grasas añadidas, resulta un plato sano y ligero, que se puede aligerar aún más quitándole la piel al pavo, o preparando unas pechugas en lugar de la pata. Yo usé una pata envasada al vacío de las que venden en Mercadona y también he probado la de Aldi con muy buen resultado.
Esta receta también se puede preparar sin crockpot, bien asando o estofando el pavo, utilizando más líquido que el zumo de limón (yo usaría caldo de haber cocido verduras) y vigilando para añadir más caldo a medida que se vaya consumiendo. 
Podemos preparar esta receta con pollo en lugar de pavo, unos picantones o unas codornices y acompañar de una ensalada refrescante y arroz blanco, cous cous, quinoa con verduras...


viernes, 13 de febrero de 2015

Huesillos

entre col y col, beluga

Por estas fechas mi madre y yo solíamos preparar huesillos. Lo que yo no sabía es que es típico de carnaval y de origen extremeño. Muy parecido a las rosquillas, pero con un ligero aroma a naranja y menos grasientos, los huesillos no tienen tiempo de quedarse duros o secos. Desaparecen. 
Son, además, muy fáciles de preparar y los niños pueden participar formando los palitos que irán a la sartén. Una idea para divertirnos el fin de semana y disfrutar de un dulce casero para el desayuno o la merienda. 


miércoles, 11 de febrero de 2015

Pan de espelta integral con semillas de eneldo y alcaravea #panificadora

entre col y col, beluga


Encontré en la red una receta americana de pan de molde integral que decidí probar. La modifiqué y reduje las cantidades a la mitad, porque eran para un pan grande y yo prefiero uno más pequeño, que me dure justo la semana laboral, y luego lo vuelvo a hacer. Aunque la receta no es originalmente para panificadora, yo decidí hacerlo así para no tener que estar pendiente de los tiempos, aunque le quité tiempo de cocción. Al ser un pan pequeño se hace unos 20 minutos antes que el tiempo del programa básico. 
El pan está tan bueno que lo he hecho en incontables ocasiones, con semillas y pipas, sin ellas, y la última prueba, con harina de espelta integral, es la que más me ha gustado. Tiene una corteza muy fina, crujiente, y la miga resulta muy ligera, como la del pan de molde, y un gusto muy agradable con un ligero toque anisado por las semillas de alcaravea y eneldo. Se ha convertido en mi favorito y espero que os guste tanto como a mí. 
La harina de espelta integral ecológica que véis en la foto es de Aldi. No lo tienen siempre y espero que vuelvan a traerlo pronto porque me llevé los dos últimos paquetes que quedaban y se me está terminando ya. Si no tenéis harina de espelta, podéis hacerlo con harina integral, pero la cantidad será de 3 tazas en lugar de 4. De todas formas, vigilad que la masa quede suave y elástica y añadid algo de agua o harina en función de la textura.

entre col y col, beluga


domingo, 25 de enero de 2015

Mac & cheese #thermomix

entre col y col, beluga


Cuando mi amiga Vanesa vivía en Virginia Occidental, una amiga suya de allí la invitó a cenar a su casa haciendo hincapié en que "su madre iba a cocinar". Vanesa, deseando probar la comida casera (vivía en una residencia de estudiantes), fue ilusionada para descubrir que por "cocinar", se entendía este plato. Unos macarrones con una salsa de queso al horno que a ella le supieron a gloria a pesar de no ser lo que esperaba.
Los mac & cheese son muy populares en Estados Unidos y se trata de un plato fácil y bastante rápido de hacer, por lo que me ha parecido una buena idea para aquellos que no tenemos remordimientos por los excesos navideños (o no los hemos cometido).
Para esta receta se suele utilizar una pasta con forma de codito estrecho que no he visto aquí, por eso he utilizado unos "amorelli" al huevo, que son como coditos en espiral y muy parecidos a los que se usan allí. También podéis usar coditos, macarrones o cualquier pasta pequeña con agujeros para que la salsa los inunde. La receta está basada en una de la comunidad de velocidad cuchara. Si no tenéis thermomix, sólo tenéis que preparar la salsa en una sartén, con las mismas cantidades, y hervir la pasta como se indica para luego hornearla y que quede con una capa crujiente y dorada.

Dulce de membrillo con canela #receta thermomix

entre col y col, beluga

El pasado diciembre mi padre vino del pueblo y me trajo unos membrillos que le habían regalado. Así que, después de preparar un dulce de membrillo al uso siguiendo la receta del libro, se me ocurrió que con los restantes podía experimentar y añadir canela, a ver qué pasaba. Lo que pasa es que le va, le va mucho y el dulce es más del gusto de los golosos, pues el resultado es menos ácido y muy ligero el aroma a canela. A mi padre le gustó más que el anterior, y creo que a muchos también les gustará. Espero que todavía queden membrillos en alguna parte para que podáis probar la receta. Si no, guardadla, que ya habrá ocasión. 
A mí me gusta tomar este membrillo con queso de Burgos, pero también hace buenísima combinación con un queso fuerte o con foie de pato, por ejemplo.