martes, 27 de septiembre de 2016

Asadillo manchego

entre col y col, beluga

Este plato fue el culpable. Mi abuela Juliana seguro que lo preparaba muy, muy bien, porque una noche cené tanto asadillo, que durante muchos años no pude volver a tomar pimientos asados. Ni olerlos. Os ahorraré los detalles. Afortunadamente ya pasó y redescubrí este plato manchego gracias a una revista de recetas para thermomix. En aquella receta, los pimientos se cocinaban al vapor en el Varoma, pero yo los prefiero al horno o en la crockpot. Al vapor quedan más enteros y me parece que están mejor en ensalada, pero para gustos, los colores.
La receta es de la página de Vorwerk (thermomix), pero he adaptado las cantidades para unas 3 o 4 raciones. La dificultad es mínima y si hacéis más cantidad dura varios días y gana en sabor. 
Le dedico esta entrada a mi padre, que cumplió años ayer y sé que le gustará hacerse esta receta de su tierra. 
Se puede servir como entrante, como aperitivo (tapas) o como guarnición de carnes y pescados, caliente, del tiempo o fresquito, según la ocasión. 


viernes, 23 de septiembre de 2016

Chawanmushi

entre col y col, beluga


Fue hace ya unos cuantos años, estando en un restaurante japonés de Taipei con mi amiga Sveta, que descubrí esta maravilla de la cocina japonesa. Tan sorprendente fue para mí tomar un flan salado, que Sveta me preguntó extrañada si no lo había probado antes. Y es que en los restaurantes japoneses que conozco, no lo tienen. 
Se sirve normalmente como aperitivo, viene en un bol pequeño y tapado y está bastante caliente, por lo que conviene esperar un poco a que se enfríe. Es de textura muy suave y ligera y en su interior alberga tesoros que irás descubriendo con tu cucharita. 
Suelen llevar setas shiitake, que se quedan en el fondo, gambas, pollo, espinacas (yo tenía choy sum y es lo que utilicé) y kamaboko, similar a nuestro surimi. A veces hay semillas de ginkgo y puedes encontrar otros ingredientes, pero lo fundamental es el caldo dashi que se usa para hacerlo y el huevo batido con que se mezcla. Yo no le puse ni pollo ni gambas, si lo hacéis con pollo, cortadlo en trozos pequeños y colocadlo al fondo para que se cocine bien.
El caldo dashi se puede preparar en casa, se hace con alga kombu y escamas de bonito, pero el precio de estas últimas hace que me conforme de momento con el dashi en polvo. 
Podéis usar otros ingredientes a vuestro gusto y también prepararlo sin tropezones para dárselo a los bebés, como hacen en Japón. La receta original es de Bebe Love Ozaku, My Mom's Chawan Mushi. Yo la he modificado muy ligeramente.
Aunque al mirar la receta parezca un poco complicada, no tiene ninguna dificultad y dura varios días refrigerado. Se puede calentar el el microondas a 600w un par de minutos.

jueves, 25 de agosto de 2016

Tabouleh con pimiento

entre col y col, beluga

Ligero y refrescante, este tabouleh puede servirse como primer plato, a modo de ensalada, o como guarnición para carnes o pescados. Un plato mediterráneo, sano y equilibrado, que sorprenderá a quien no lo conozca. Además, se prepara en unos minutos y es facilísimo. Aquí lo dejo especialmente para Susana, que lo probó este verano en la playa y me pidió inmediatamente que lo subiera al blog. 

viernes, 3 de junio de 2016

Tomates secos en aceite de oliva


entre col y col, beluga


Esta es otra receta de mi tía adoptiva Loli, que sacó un bote de tomates en aceite de su despensa y no podíamos parar de pincharlos y colocarlos sobre una rebanada de pan... son altamente adictivos! Desde aquí le mando un beso muy fuerte a Loli en estos momentos tan duros y también a Erwin, a Eva, Marcos, Nuria y Jonatan. Ahora me acuerdo de todos cuando tomo un tomate en aceite.  
No es una receta complicada, pero sí un poco entretenida. Lo bueno es que se conservan largo tiempo y tendréis un aperitivo muy socorrido, sencillo y saludable. 
Además de sobre un poco de pan, podéis usar estos tomates en pestos, ensaladas y pastas. Cuando se terminen, el aceite se puede colar y utilizar en aliños y guisos, les dará un toque aromático muy rico. Las especias y aromáticos se pueden variar al gusto, con más o menos picante, albahaca, tomillo, o las hierbas aromáticas que nos gusten. El ajo yo lo salteé un poco en una sartén para quitarle fuerza, pero se suele utilizar crudo. 

viernes, 25 de marzo de 2016

Bundt cake de manzana y canela

entre col y col, beluga

Aunque no sea ésta la mejor de las fotos, éste sí que es uno de los mejores bundt cakes que he hecho. Jugoso y aromático y con harina integral, para que nos pese menos en la conciencia, este bizcocho es muy otoñal. Quizá ya no sea temporada de manzanas, quizá queden aún algunas y si no, las que compremos estarán de temporada allende los mares. Ya sé que no es lo mismo, pero si hay antojo de manzanas aquí va una buena propuesta.


viernes, 11 de marzo de 2016

Corned beef (receta de San Patricio) #crockpot

entre col y col, beluga


Esta receta es típica de San Patricio (17 de marzo), al menos en los Estados Unidos y seguro que también en Irlanda, de donde es originaria. Se trata de un plato sencillo (mucho más de lo que os va a parecer) y humilde hecho con una pieza de carne de ternera que aquí normalmente se usa para picar, repollo y patatas, todo ello cocido. La pieza de carne, "brisket" en inglés, aquí se llama "cuello" y hay que pedirlo al carnicero para que nos corte una pieza grandecita (de 1-1,5 kg) lo más homogénea posible. En los Estados Unidos, que es de donde me he traído la receta gracias a Mary Moody (gracias, lo haré muchas veces) se vende como aquí el codillo, en salmuera. Así que sólo hay que cocerlo a fuego lento durante unas tres horas (sin sal, sólo con un sobrecito de especias que suele traer) y cocer las patatas (aparte o en la misma cazuela que la carne, pero unos 20 minutos) y el repollo, que se puede preparar de varias formas. 
Como aquí no tenemos esta pieza de carne empaquetada, ni en salmuera, me decidí a hacerla yo misma. Encontré la receta en www.ruhlman.com y me puse manos a la obra. Las especias de la salmuera (pickling spice) las compré estando en EEUU, pero también se pueden preparar en casa y se pueden usar para salmuerizar otras piezas de carne (cerdo, pollo, etc). Incluyo la fórmula para hacerla yo también más adelante, cuando se me acabe el frasquito. Algunas habrá que ir a buscarlas a alguna tienda especializada, como el macis, pero duran mucho y merece la pena.
Los restos de carne que nos queden se pueden reutilizar en taquitos para ensaladas, desmenuzados para sandwiches o fajitas, o empanadillas. Esta carne está muy buena fría, es como un fiambre especiado. 

domingo, 17 de enero de 2016

Cocido madrileño #crockpot


entre col y col, beluga

El cocido madrileño en crockpot es un cocido hecho a fuego lento, como se hacía antiguamente, al amor de la lumbre, en una olla de cerámica, con la ventaja de no tener que vigilarlo constantemente. Por supuesto, con estos mismos ingredientes se puede preparar el cocido en una olla de acero inoxidable, también a fuego lento, o en una olla exprés, rápida, o lo que el tiempo nos permita. Si lo hacemos en olla exprés o rápida, conviene dejarlo hervir unos minutos destapado al final de la cocción para que el caldo se concentre.
En la olla de cocción de lenta el caldo sale bastante concentrado, aunque apenas evapora líquido, y los garbanzos y la carne muy tiernos. A mí me gusta ponerlo por la noche y así tener la comida lista por la mañana. Los tiempos de cocción pueden variar en función de la legumbre y la crockpot. La mía tarda entre 8 y 9 horas en tener el cocido listo, pero cada uno debe probar hasta dar con los tiempos de la suya. 
El repollo lo hago aparte, a veces el día anterior, pero también os digo cómo lo preparo.
La morcilla se suele cocer con las carnes, los huesos y los garbanzos, pero deja el caldo oscuro y a veces se rompe, por lo que prefiero hacerla a la plancha o frita con un poco de aceite. También me gusta freír un poco de chorizo, pero eso ya es "en mi casa se juega así", el caso es que no puede faltar el chorizo en un plato de cocido que se precie de serlo.
Aunque en cada casa el cocido lleva un sello propio (puede llevar patata y zanahoria o no, pollo en lugar de gallina, espinazo, etc., etc.) éste es el de la mía, el que hacía mi madre. 

lunes, 4 de enero de 2016

Meat Loaf o pastel de carne #crockpot

entre col y col, beluga

Meatloaf, o pastel de carne, es un plato muy popular en los EEUU, originario de Alemania y Bélgica, como tantos otros platos transfronterizos. Yo lo llamaría el albondigón, pues la receta recuerda a la de nuestras albóndigas, enriquecida con salsa y especias además del huevo y el pan rallado. La que publico aquí está basada en la de the magical slow cooker.
La ventaja que tiene sobre las albóndigas es que requiere menos tiempo de preparación y esfuerzo, con un resultado similar en sabor. A mí me sorprendió y creo que encantará a los niños, sobre todo a los amantes del ketchup. 
Si no se tiene una olla de cocción lenta, puede hacerse en el horno, metiéndolo en una fuente y ya cubierto con la salsa, unos 50 minutos a 180ºC, hasta que al pincharlo con un termómetro no dé una temperatura interna de 70ºC/160ºF.
El pan rallado puede sustituirse por galletas saladas aptas para celíacos o pan de maíz duro.


Música recomendada: Minor Swing (Django Rheinhardt, Quintete du Hot Club de France, 1937)