viernes, 3 de junio de 2016

Tomates secos en aceite de oliva


entre col y col, beluga


Esta es otra receta de mi tía adoptiva Loli, que sacó un bote de tomates en aceite de su despensa y no podíamos parar de pincharlos y colocarlos sobre una rebanada de pan... son altamente adictivos! Desde aquí le mando un beso muy fuerte a Loli en estos momentos tan duros y también a Erwin, a Eva, Marcos, Nuria y Jonatan. Ahora me acuerdo de todos cuando tomo un tomate en aceite.  
No es una receta complicada, pero sí un poco entretenida. Lo bueno es que se conservan largo tiempo y tendréis un aperitivo muy socorrido, sencillo y saludable. 
Además de sobre un poco de pan, podéis usar estos tomates en pestos, ensaladas y pastas. Cuando se terminen, el aceite se puede colar y utilizar en aliños y guisos, les dará un toque aromático muy rico. Las especias y aromáticos se pueden variar al gusto, con más o menos picante, albahaca, tomillo, o las hierbas aromáticas que nos gusten. El ajo yo lo salteé un poco en una sartén para quitarle fuerza, pero se suele utilizar crudo. 

Música recomendada: Il Mondo (Jimmy Fontana, 1965)

Ingredientes:

200 g de tomates secos
aceite (suficiente para cubrirlos, 200-250 ml)
2 guindillas cayenas
2 cucharaditas de orégano seco
2 dientes de ajo medianos
1 cucharadita y media de alcaparras
vinagre de manzana (opcional)
agua (para hidratarlos)

Preparación:

Ponemos el agua con un chorrito de vinagre de manzana en una cazuela y llevamos a ebullición. Retiramos y echamos los tomates secos. Dejamos que se hidraten bien (20-30 minutos).

Escurrimos los tomates y los secamos con papel de cocina. Los dejamos al aire hasta que se hayan secado (yo los dejé toda la noche).

Esterilizamos un frasco de cristal en agua hirviendo (5 minutos) y lo dejamos secar boca arriba, al aire. 

Colocamos una capa de tomates, unas rodajas de ajo, alcaparras, sal, orégano, guindilla al gusto y cubrimos con aceite de oliva. Repetimos la operación hasta terminar los tomates y cubrimos con aceite de oliva. No debe quedar ningún tomate al aire o se estropeará. Conviene dar un golpe seco al frasco para que suba el aire que pueda haber entre los tomates y los aplastamos un poco con una cuchara.

Cerramos el frasco y conservamos en un lugar fresco y seco durante una semana o dos (a temperatura ambiente).  

1 comentario :

  1. ¡Qué buenos! Con lo que me gustan los tomates secos, así preparados deben ser una delicia, además los conservamos durante más tiempo, tomo nota!! BSS!

    ResponderEliminar