sábado, 11 de febrero de 2017

Mapo tofu

entre col y col, beluga

Aprovechando el reciente estreno del año nuevo chino, os traigo una receta típica para los amantes del picante.
Éste es uno de los platos recurrentes cuando mis amigos y yo vamos a un asiático que lo tenga en su carta. A veces es difícil decidir cuál nos ha gustado más. Hay un restaurante coreano en Madrid, Los Palillos del Cardenal (que ahora se llama Bulgogi, creo), que para mi gusto servía uno de los mejores. También en Casa Lafu (chino) tomamos un mapo tofu muy bueno, pero me gusta con menos jengibre o ninguno. Esta receta es de Rasa Malaysia, un blog de cocina asiática (sobre todo, pero también estadounidense e hindú) que suele publicar recetas sencillas de los platos más populares y conocidos. En la receta original hay un ingrediente que no he usado, las judías negras fermentadas, porque no lo he encontrado. Si tenéis en casa o lo encontráis, echadle una cucharadita de judías escurridas. 
El nombre de mapo tofu viene a significar tofu de la abuela picada de viruelas, pues parece ser que la tal señora preparaba este plato y lo servía en una especie de bar de carretera (hace más de 100 años) a las afueras de Chengdu. Se hizo tan famoso que había cola para entrar y llegó a ser lugar de reunión de poetas que escribieron versos al mapo tofu. Hay numerosos poemas dedicados al plato y éste se hizo más famoso aún.